lunes, 2 de diciembre de 2013

Revisión de libro: ¨La mujer feroz: Una guerrera tierna¨

Este libro Fierce Women: Unveiling of a Soft Warrior by Kimberly Wagner (Mujeres Feroces: El Desvelo de una Guerrera Tierna por Kimberly Wagner) ha llegado a mis manos por medios electrónicos como una agradable sorpresa. En medio de una conversación con una amada amiga, y colaboradora que podemos denominar nuestra común ferocidad, nuestra conversación giró en torno a lo que Dios ha estado haciendo en nuestras vidas y los principios bíblicos presentados en este libro.
Agregar leyenda

Si haz tenido la oportunidad de trabajar con misioneros en contextos trans-culturales, podrás notar varias tendencias comunes: Actualmente la relación de mujeres y hombres sirviendo en los frentes de misiones fronterizas es muy marcada. Las estadísticas varían y llegan hasta números de 8:1 . Otra tendencia importante, es que sin hacer diferencia de género, los misioneros trans-culturales en sus mayorías tienen (tenemos) personalidades fuertes y marcadas. Independientemente, de que estas personalidades estén expresadas en un misionero introvertido o extrovertido, hay siempre una resistencia y un guerrero que , en mi convicción es parte del diseño de Dios para perseverar y resistir bajo presión y con gracia, las situaciones que cumplir la misión determinada por Dios, general y específica,  en el contexto trans-cultural.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, esta resistencia y "fortaleza" puede ser nuestra mayor arma enemiga, contra nosotros mismos, el trabajo de Dios y el amarnos los unos a los otros. Como mujer, en mi opinión muy personal, el reto es doble.

El aprender como dentro del diseño perfecto de Dios y los roles que el en su inmensurable sabiduría que ha establecido para el hombre y la mujer, a la vez que se combina con distintas personalidades, contextos, llamados y trasfondos culturales, requiere una permanente relación de humildad y reconocimiento de nuestro pecado, nuestros intentos fallidos de rebelarnos (ambos hombres y mujeres) contra el sabio y perfecto diseño de Dios. Esto, no sólo en teología ni teoría, sino en la vida práctica , que muchos observan y reciben como testimonio de Dios.

El libro contiene, no un análisis simple del problema, pero un discurso de esperanza en que muchas mujeres hemos sido diseñadas con esa ferocidad. Nuestro llamado, y en esto estoy muy de acuerdo con la autora, no es a cambiarlo sino a canalizarlo de forma que glorifique sólo a Dios , traiga libertad a nuestro diseño y que construya, anime, fortalezca y ame el diseño de Dios a los hombres que Dios ha colocado alrededor nuestro en distintos roles.

Hay esperanza, y gracias a Dios por la vida de esta hermana que El ha usado para traer una perspectiva bíblica a este tema.

sábado, 31 de agosto de 2013

Ráfagas

Suaves y con eterna precisión
es el viento que azota , el fuerte tifón

Y soy igual,
igual que aquellos que inician al buscar
    con qué fuerzas cuento
    contra este horrendo mar

El mar que algún día
En tiempos de paz
 Mi refugio era, mi sostén , mi solaz

Allí donde miles de veces
Tu amor he ido a escuchar
Al decir en el presente
     Tu voz hoy vendrá

Y espero

Pero nada.
¿Será que se perdió?
       El mensaje. EL mensajero. La respuesta.

Y no llega.
Desolación. El silencio desgarrador ¿Será esa la respuesta?

Y temo.

Pero en ese mismo mar en precaria condición,
Natural para el mar,
    Horrenda para sus habitantes de paso
Y ante las ráfagas
Que en una pequeña barca se quieren refugiar

¿Acaso no le importa a nuestro tripulante especial?

No escuchas, no te inmutas,
¿No vás a despertar?

¡Ráfagas!

    Mudez y silencio son el día proclamar y la noche se alarga.

Y aún sin respuesta, el escenario cambia

Despiertas y dices: ¡Calma!

Aún los vientos y el mar te obedecen
Y un corazón en ansiedad
Imitándoles , a tu voz igual se calmarán

Y mientras, la respuesta llega
El descanso es posible

No era un tripulante especial,
 ¡Siempre has sido el capitán!

Advertencia

La forma apropiada de leer este blog, es con los ojos puestos en el orquestador, director y dador de la vida: DIOS. El es el centro. El es el Propósito. El es el Principio. El es el Final. Proclamar su nombre es nuestra meta.

Archivo del Blog