jueves, 7 de enero de 2010

Sublime Gracia

No hay mayor gozo que ver corazones rendidos ante Su Creador. Corazones apasionados y rendidos a El. Ojos llenos de lagrimas clamando a Su Dios. Y El Nos oye.

No hay mayor realidad de que un corazon contrito y humillado El no desprecia. Esta manana visitamos una senora por la que oramos anoche pero necesitabamos ministrarle por mayor tiempo. Ella tiene 9 hijos. 7 hijas y 2 hijos. Solo dos de sus hijos aun permanecen viviendo con ella pero ambos tienen problemas mentales. Es una senora mayor. Su esposo la abondono por otra mujer. SU hijo la golpe y le dice en su locura lo mala madre que es. Su hija tenia problemas de aprendizaje en su ninez, pero a los 17 perdio completamente la razon.

Como podemos ministrar a alguien con el corazon roto por su marido? Como ministramos a una envejeciente que ve su vida escaparse de sus manos y que tiene que enfrentarse cada dia al continuo abuso de los hijos enfermos que cuida con tanto amor? Que palabras podemos decirle a una recien creyente en un Dios del cual solo oyo hace poco al cual no conce profundamente? Que les dices a alguien que no sabe leer. No puede leer la fuente de Animo y el libro de promesas, la revelacion del Dios eterno e inmovible? La Biblia ni siquiera existe en el unico idioma que ella conoce.

Al final lo unico que le dejamos fue esperanza. Esperanza en su Creador. En el Esposo Celestial de las mujeres viudas y abandonadas. De las madres solas y cansadas. El que Nunca les fallara y sera su proveedor, sin importar la pobreza que le rodee y la soledad que les acose. Su presencia es real y sus promesas son si y Amen.

Tu y yo tenemos mas que razones para agradecer a Dios sus sublime gracia. Poruqe su gracia ha sido y sera suficiente para todos los que creen en el. Para todos nosotros lo que hemos clamado su nombre. Y sin duda alguna su Gracia Sublime sera suficiente para ella tambien. Su amor no tiene fronteras y su mano no se ha cortado. Confiamos estas hijas de Dios, nuestras hermanas en su mano de amor. El Es Fiel

Al final de la manana. Despues de orar por ella...vimos una chispa de esperanza en sus ojos. Esa es la Sublime Gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios. Una vez revisados y moderados procederemos a su publicación

Advertencia

La forma apropiada de leer este blog, es con los ojos puestos en el orquestador, director y dador de la vida: DIOS. El es el centro. El es el Propósito. El es el Principio. El es el Final. Proclamar su nombre es nuestra meta.

Archivo del Blog